viernes, 17 de septiembre de 2010

Un bosque...


El día de tu Santo 





El día de tu santo

te hicieron regalos muy valiosos:

un perfume extranjero, una sortija,

un lapicero de oro, unos patines,

unos tenis Nike y una bicicleta.

Yo solamente te pude traer,

En una caja antigua de color rapé,

un montón de semillas de naranjo,

de pino, de cedro, de araucaria,

de bellísima, de caobo y de amarillo.

Esas semillas son pacientes

y esperan su lugar y su tiempo.

Yo no tenía dinero para comprarte algo lujoso.

Yo simplemente quise regalarte un bosque.



Del recientemente  fallecido  escritor colombiano Jairo Anibal Niño



16 comentarios:

enric batiste dijo...

Cadaquién, un regalo de persona
a persona regalo en el regalo
que dibuja las líneas del regalo
que nace imaginado en los ojos
regalados mirados regalados
apreciados por cuenta de quien cuenta
que cadaquíén será es un regalo...

Un beso regalado por tu prado

marce dijo...

Si el bosque nace con la enorme armonía y belleza que mana de esta pieza musical de Alasdair Fraser, será el bosque más genuino de este planeta. Un sueño de regalo. Un regalo jamás soñando.

bon día para usted.

Elvira dijo...

Me he quedado un rato disfrutando de tus palabras y tu música. Besos, vaquiña!

Mercedes González dijo...

Regalar un bosque es regalar un mundo, la vida desde la nada, el principio, la esencia.

Te regalo semillas para tu prado, las guarda, las siembras cuando sea el momento justo. Semillas de amistad, de las mejores. Semillas que florezcan para ti en un mundo nuevo, alado.

Besos sencillos

Sí es lo que parece dijo...

No hacen falta grandes lujos para regalar amor, boelleza, esperanza, inmensidad...me han gustado las palabras de Jairo Anibal y el acompañamiento que le has dado

Besos vaquita....me prestas hoy tus alas??

Sra de Zafón dijo...

Tienes razón, Enric... Qué verdad encierran tus palabras y cuántas veces nos olvidamos de que cada uno de nosotros somos un regalo.

Cada quen serà un agasallo, porque cada quen é un universo único.

Espero que estas palabras las consideres parte del regalo que me pediste Ya sé que son pocas, pero es que hoy estoy un poco dormida , sorry, sintoo. Quizás vaya despertando según vaya escribiendo a todos.
Bicos

Sra de Zafón dijo...

Un sueño de regalo, sí, jamás soñado, sí, pero…posible, me cuesta imaginar ya regalo mejor.

Alsdair y el bosque son la pareja…mmm no querría decir perfecta, porque no creo en la perfección, peeeero… casi que sí que lo digo: Alsdair y el bosque pegan a la perfección, aunque también Alsdair pegue mucho con los acantilados, y aunque tampoco estarían mal Pat Metthany y su espiritual (reconozco estar enganchada a esta pieza)
Bueno creo que puede haber muchas combinaciones posibles, aunque la armonía del bosque no necesite más música que la de los seres que lo habiten.

Que tenga usted una buena noche y también un buen día,caballero.

Besos de bosque

Sra de Zafón dijo...

Pues espero, Elvir<3, que el rato te haya sido boscosoplancentero ;)

Besos con violín tradicional.

Sra de Zafón dijo...

No imagino regalo mejor que las semillas para hacer nacer un bosque.
Tengo un vecino, muy mayor, que ha sembrado y cuidado tantos “bebes” de robles y castaños que luego ha donado para repoblaciones, que han terminado llamándole el abuelo de los árboles.
Tarea hermosa la de este hombre. Planta en botellas de plástico que recoge en sus paseos por las calles...
Quien es hermoso por dentro siempre consigue volcar en su trocito de mundo esa belleza.

Gracias por las semillas de amistad, preguntaré a algún experto, pero creo que estas semillas no necesitan ni del influjo de la luna, ni de una determinada estación para que nazcan sus brotes con fuerza y pasión. Ahora mismo, bajo el cielo de esta medianoche, las repartiré por el jardín de mi universo alado.
Muchas gracias, Mercedes, y besos con la mirada posada en nuestros brotes.

Sra de Zafón dijo...

Jairo Anibal era maravilloso, murió el 30 del pasado agosto, menos mal que sus palabras siguen flotando por nuestro mundo. Mis alas me pedías ayer… pues ayer estaban libres, no me hicieron falta, espero que hayas podido usarlas tú, a pesar de no haber visto hasta ahora tus palabras.

Buenas noches, Sies! Ahora voy a pasarme a ver si sigues necesitándolas, de ser así iré a proponerte unas a tu medida :)
Besos con alas.

Ofelia dijo...

Que preciosidad de regalo vaqueta (vaquiña en catalán)¡!¡
Música, color, fronda, los ancianos árboles y tus rodillas, amortiguadores del andar.
Gracias, besos y calma*

Sra de Zafón dijo...

Calma Ofelia, sobre todo calma, yo hoy llevo un día...:-)

Besos

Sra de Zafón dijo...

Querido anónimo, he suprido tu comentario, no porque me ofenda, si no porque no me parece que este sea el lugar donde dejar tus palabras colgadas. Me has sonrojado, y no me gusta venir aquí a sonrojarme.
Un abrazo

Alita dijo...

La poesía pues... vale... Pero lo que me ha encantado es la descripción de tú perfil, que enmarcaba el texto a la derecha. "En el vientre tengo un imán que atrae historias"... Eso es excelente.

Sra de Zafón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sra de Zafón dijo...

Alita, te acabo de descubrir por mi prado.

Me alegran tu vista y palabras.

Saludos!