lunes, 6 de septiembre de 2010

Bajo un dosel de bambú

Dosel arboreo japónico 



Hay lugares que acogen y resguardan, lugares útero donde semilla que llega semilla que prende y nace.
Este es un bosque de bambues,  o bambús, (no sé cómo se dice) a la orilla de un rio.  Un universo de paredes vara y  alfombra de hojas secas.
Este es  mi templo, aunque en vez de rezar en él  me guste echarme la siesta. 

Con los ojos abiertos, el estómago desanudado por mis alas,  la piel recibiendo la brisa que  penetra entre el bambú y mis manos acariciand la alfombra de hojas.

Qería acompñar esta entrada con una canción, pero no la encuentro por ningún lado en formato  "subible", sólo puedo escucharla desde el Spotify. Se titula OPEN  de los Waterboys.  Esta es la letra:

Open to the world


open to spirit

open to the changing wind

open to touch

open to nature

open to the world within

open to change

open to adventure

open to the new

open to love

open to miracles

open Beloved to You



Open to learn

open to laughter

open to being blessed

open to joy

open to service

open to saying "Yes !"

open to risk

open to passion

to peace and silence too

open to love

open to beauty

open Beloved to You

















15 comentarios:

Mercedes González dijo...

Hermosa entrada para irme a dormir. Hermoso texto y hermosa canción, no la conocía. Hermoso todo.

Se ve que no te gusta YouTube, amiga (http://www.youtube.com/watch?v=EoZnyFq-4Po)

Besos nocturnos

enric batiste dijo...

Open within bambú, openning to...

Sí es lo que parece dijo...

Qué bonita canción y su letra aparentemente simple, encierra lo complicado, lo que a veces tanto nos cuesta...como por ejemplo estar abiertos al amor, las miradas....a la vida en general.

Me ha gustado tu entrada (como siempre ;)

Por cierto quién tuviese la flexibilidad del bambú....

Elvira dijo...

Buscaré esa canción. ¡Felices siestas bajo el bambú, Chusa!

Besos

Sra de Zafón dijo...

Muchas gracias, Mercedes!!! subiré ese vídeo.
Si me gusta el yutú :-) pero me considero una pésima buscadora y una magnífica encontradora, una paradoja...jajajaja. No se como se hace eso pero en mí ocurre.
Un beso enorme, querida mía

Sra de Zafón dijo...

Open to... , open to... , open to... !
creo que esta canción se convertiré en una especie de himno para mi.

Besos, Enric!

open to spirit

Sra de Zafón dijo...

Querida Síes, qué bien lo dices!!!

Aparentente simple expresa lo más complicado, incluso lo más dificil de aprender. Por eso me gusta tanto esta canción y este lugar.

Hay lugares que hacen abrir puertas a los sentidos y a lo sentido. Lugares mágicos, simples que parecen usar su apabullante belelza como una llave que open to...
Este es uno de esos lugares. Dan ganas de ir allí a enterrar palabras y a recoger deseos.

Ser flexible como el bambú...eso da para mucho :-)

Besazos enormes

Sra de Zafón dijo...

Querida Síes, qué bien lo dices!!!

Aparentente simple expresa lo más complicado, incluso lo más dificil de aprender. Por eso me gusta tanto esta canción y este lugar.

Hay lugares que hacen abrir puertas a los sentidos y a lo sentido. Lugares mágicos, simples que parecen usar su apabullante belelza como una llave que open to...
Este es uno de esos lugares. Dan ganas de ir allí a enterrar palabras y a recoger deseos.

Ser flexible como el bambú...eso da para mucho :-)

Besazos enormes

Sra de Zafón dijo...

Maravillosas siestas, Elvira! increíble lugar.

Besos, preciosa!

marce dijo...

Es un lugar para agolpar el clemiso, de tallos ciegos vigilantes que permiten amalar el noema revolcado de hidromurías, donde relamar las incopelusas lleno de estallido grimados quejumbros y de maniado pleno,
donde se encuentra el abonio incontrolable, de sulato tapado por hojas de bambues y maladio.

que tenga usted un buen día.

Sra de Zafón dijo...

Cortazar confesó pretender que "el lector diese la dimensión completa de los seres que deambulan por la novela".

Agradezco que me hayas devuelto el regalo creando este hermoso texto bajo mi cielo de bambú.

Yo, como lectora del hombre que habla de las plantas como Cortazar del amor, espero estar a la altura a la hora de dimensionar cada una de tus palabras.

Me quito la pamela ante sus palabras, caballero. No le quepa duda que ha contribuido limiolantemente con su númbico regalo a que me día sea lumbioso del todo.

(oye, esto del trato de usted lo empezaste tú o lo empecé yo :-)ya no recuerdo, jajajajaja)

Un beso, Marce !!!

marce dijo...

La luz del sol secuestra nuestra mirada porque se va, por sus luces cálidas, porque estas luces ponen vida a lo que se acaba, porque nos hace sentir solos y llenos. . .. .. . .. . porque esa luz dibuja en nuestras mentes el impresionante sentido de la naturaleza de manera callada... . . . es la luz que enciende la mirada y, vemos.

Que tenga usted un gran día.

Ofelia dijo...

Una gota de agua se acordó de que hacías siestas bajo un dosel de bambú y las grabó en su cuerpo de gota de agua. Te llegará por correo.
Besos increíbles***

Sra de Zafón dijo...

Ay que abandonado tengo mi prado!
Lo siento porque abandonarlo supone echaros de menos.
Cómo no echaros de menos si sé que por aquí encontraré hermosas palabras que mevan pegando poco a poco a vosotros.

Marce, la luz que desprenden tus palabras y fotos encienden los espíritus más apoltronados. Entro a tu blog a iluminarme.
Besos de solpor.

Mi increíble Ofelia, remiro la memoria de mis siestas grabadas en las gotas de agua que me han llegado por correo y, además de las caricias del bambú, no hago más que ver nuestras alas en ellas.
besos de amor de vaca

Katha dijo...

Hola,

Luego te leo más y escucho la canció. Ahora voy a ver si consigo hacer la comida, o lo qeu me salga en su lugar, que lo de los fogones tampoco es lo mío.

Por mcierto, mis amigas se empeñaron en ir a un supuesto bosque de bambús... Absolutamente decepcionante, ibas entre bambús por una carretera estrecha en la que de vez en cuando tocaba apartarse paar qeu pasara algún coche.
Ni disfrutamos los bambús ni nada. Lo bueno es que daban algo de sombra para protegernos del calor extremo.

Besos