sábado, 5 de junio de 2010

Uno de mis vicios: tumbarme en la alfombra


A pesar de sentir un asco y una grima horrible con las culebras  me encanta tumbarme en estas alfombras. 

Desde que pienso que esos bichos no tienen ningún interés en mi, no he vuelto a encontrarme con ninguno, aunque algún sonido rápido y esquivo me haya alarmado y puesto tan en guardia como en una película de cine cómico, pero no mudo :-)

Estas son dos de las alfombras en la que ayer he disfrutado de mi siesta sin más sobresalto que el de una mariposa sobre mi frente.

12 comentarios:

Elvira dijo...

Me encanta que nos muestres tus alfombras floridas, guapa! Me ha hecho mucha gracia eso del cine cómico pero no mudo. Menudo grito pegaría yo si viera una culebra. pero creía que las vacas no se asustaban con ellas. :-)

Besos***

Sra de Zafón dijo...

Las vacas, al menos esta, se asustan un montón, tanto que una vez hasta se me cortó la leche un par de días :-)

Consigo no pensar en ellas, creo, porque de ser así no podría vivir en donde vivo, pero si alguna se me cruza en mi camino te aseguro que a Harold LLoyd le encantaría tenerme de compañera. Aunque eso sí...el cine mudo dejaría de serlo. Algún día te contaré alguno de mis encuentros con estos maravillosos seres que tan mal cuerpo me ponen.

Besos

marce dijo...

Qué nido de plantas !!! quien las pillara !...

Sí es lo que parece dijo...

Jajajaja me pasa igual que a ti, en el momento mas relajado y apacible en mitad del campo, como vea u oiga algo que me parezca un saltamontes o serpiente, parece que hubiese pisado un muelle y empiezo a dar saltos y gritos, rompiendo así como una loca el hechizo, pero luego recobro la calma rapidamente :)

Besos, muy buena la cancion que has elegido

Sra de Zafón dijo...

Marce, mientras sea de plantas... todo está perfecto en mi reino, jajajajajaja

Sra de Zafón dijo...

Has descrito estupendamente mi película cómica, jajajajaaja.
Mis amigos me dicen que cualquier día les da un infarto por mi culpa, jajajaajaja. No veas como salto y grito, y luego soy la primera que quiere ir por esos sitios tan de culebritas :-)

Besos

Ofelia dijo...

Que maravilla de alfombra eliges para tus siestas¡!¡
Y desde luego puestas a elegir...mejor una grácil mariposa.
Por cierto, una vaca con semejante gusto musica, yo diría que está a punto de pasar del tercer reino al cuarto.
Besos con lengua de mariposa**

Sra de Zafón dijo...

Hola Ofelia, sin duda prefiero las mariposas y grillos, también me encantan los conejos silvestres e incluso los patos salvajes (esta es la fauna silvestre más abundante en mis alfombras)

Sobre mi gusto musical...llevo en el tránsito del tercer al cuarto reino desde la adolescencia :-)Ayyy, cómo me gusta este boss!

Aquí me quedaré... dijo...

Es una alfombra mágica ¿Verdad?

Besos

Sra de Zafón dijo...

Y tanto, Aquí! Tejidas con deliciosos aromas, exquisitos tactos y bellísimos colores, que ya sólo con acercarte a ellas te dan gran placer, pero aún encima, en cuanto te tumbas, sobre cualquiera de ellas, te llevan a donde tu desees ir :-)
Lo mejor de todo es que todavía quedan un montón.

Besos mágicos.

Aquí me quedaré... dijo...

Mi abuela te llamaría también "Soñadora de estrellas"
Es lo que me llamaba cuando le decía cosas así de cálidas.
Muchas, muchas veces me dijo que nunca olvidara la alfombra mágica que todos llevamos dentro y que volara con el pensamiento cada vez que fuese necesario.

Pues eso...

Besos

Sra de Zafón dijo...

Mi abuela era una estrella soñadora, un abuelo también.

Creo que una de las cosas más hermosas que le puede suceder a un ser humano, es que en la infancia nos rodeen personas que, además de deidicarnos tiempo y cuidados, nos quieran con todo el petate (sueños y miedos incluidos)