martes, 22 de diciembre de 2009

Feliz Navidad!




El año pasado utilicé al gran Tom Waits, este año será el enorme Bono, con el sueño de navidad lleno de nieve que le vendieron...(algo así dice la letra)

Aquí, como él canta, no hay nieve, sólo lluvia, pero mi casa está llena de abrazos, y vacaciones, así que la nieve como que me da igual.


¡Feliz Navidad y besos enormes!


41 comentarios:

Elvira dijo...

"I wish you a hopeful Christmas..."

Eso dice, me gusta. Además de cantar bien, es un hombre interesante.

Más besos navideños

Eli dijo...

Abrazos y vacaciones... ¡Hmmm! Suena delicioso.

Feliz Navidad, aunque seguro que ya las tienes :)

Sra de Zafón dijo...

Paseos bajo el sol, alegres charlas y comilonas, abrazos, besos que echas de menos casi todo el año. La verdad es que está siendo un placer.

Muchos besos a las dos.
Me voy a dar una vuelta por vuestros hogares para feclitaros, pero antes os doy las gracias desde mi prado.

Feliz Navidad!

Juan dijo...

Muchas felicidades Chusa. Que el año venidero te traiga un árbol donde cobijarte y un buen prado para lo que tú quieras.

Un abrazo

Elvira dijo...

Hoy he aprendido a felicitar así: Boas festas!!! Besos

Celadus dijo...

Muchas felicidades, Chusa, Me alegra leerte de nuevo.
Un fuerte abrazo.

Katha dijo...

Feliz Navidad Chusa.

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Felices vacaciones.
Oír con los ojos cerrados en una gozada.

Besos

Lenka dijo...

Ooooh, mi adorado Bono!!! Qué gozada!!!

Feliz Avientu, Zafo. Muy felices días y muy feliz año.

Besos!!!!

Katha dijo...

Feliz año para ti y los tuyos.

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Feliz entrada al nuevo áño.
Besos

Elvira dijo...

¡Muy feliz año 2010, guapa! Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Espero que te hayan traido muchas cosas los reyes.
¿Te has portado bien?
Yo no. Me encanta portarme mal

Un abrazo

Elvira dijo...

Hola Chusa: te dejo un enlace que te recomiendo, pero te harán falta unos 15-20 minutos para verlo. Besos

http://notodoeskippel.blogspot.com/2010/01/el-circo-de-la-mariposa.html

Merce dijo...

Una casa llena de abrazos y de vacaciones!!! que mas se puede desear?

Un fuerte abrazo :)

Katha dijo...

Hola Chusa,

Me ha hecho gracia el comentario de "Aquí me quedaré".
Yo este año, como el resto de años, he sido buena y no me han traído nada los reyes. EStaba pensando ir en contra de mi naturaleza y portarme mal en este año... a ver si el año que viene me traen algo ;-)

Un beso

Katha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aquí me quedaré... dijo...

Vaya Khata, lo siento.
Puedo dejarte mi barbi con caballo, el madelmán, las pistolas de agua.
Claro teneís la feísima costumbre de ser buenas y los reyes se aburren.
Me lo contó un paje tomando un chupito de ron.

Un abrazo.

*Para el próximo año, patada en la espinilla al rey que se olvide tus regalos.

Katha dijo...

Hola Chusa,
¿Qué tal tus ternerillos? ¿ya están de vuelta en el cole?
EL mío, en teoría, vuelve el lunes. Digo en teorái porque lo tengo con fiebre. Espero que sea gripe A, B o Z. La pediatra sólo me ha dicho que seguramente era un virus.

Hola Aquí me quedaré. Una vez leí en un escaparate una frase de publicidad, de una marca de cosméticos capilares, que me hizo mucha gracia:
"las chicas buenas van al cielo, las malas van a todas partes".
Estoy empezando a pensar que es completamente cierta. Pero, después de tantos años siendo buena, me va a costar dios y ayuda aprender a ser mala ;-)

Un beso

Sra de Zafón dijo...

Pero que ameno está esto y yo sin enterarme!!!! Perdón!
Es curioso porque me siento como si al entrar al salón de mi casa estuvieseis por ahí y yo de pendoneo por los vuestros y sin enterarme :-) Bueno, esto es lo maravilloso de la red, el tiempo corre de otra manera e incluso se detiene y el espacio es a medida, tal cual uno lo quiera. Un invento genial, desde luego!

Gracias a tod@s por vuestras cariñosas palabras cargadas de buenos deseos, la verdad es que ...molan :-)
Ya ha entrado otro año y ya han pasado los reyes, que sí me han traído cosas, a pesar de ser una chica mala (de esas que van a todas partes) Me han traído un bolso precioso, un cinturón, una zapatillas, una botas de agua y lo mejor de todo: una bebé, que me han adjudicado todo el día, pero que es tan bonita, que me supo a poco.

El cole aún no empezó, y la fiesta aún no terminó porque hasta el domingo todavía tenemos jolgorrio. Mis hermanos pequeños y mi amigo, el cocinero italiano, marchan el domingo, pero además mañana vienen más amigos, para despedirles. Os aseguro que estoy afónica de tanto hablar y tanto reir. Y aunque cuando se vayan disfrutaré muchísimo del silencio y el espacio recuperados los echaré de menos un montón. Así que ...el lunes será terrible y delicioso porque sólo pensar en cómo levantar a los terneritos ya me da algo, pero pensar en la soledad de la mañana ( no tengo que trabajar) será una delicia. Seguiré exprimiendo las vacaciones hasta que me dejen.


Os mando un montón de besos y me voy a echar una ojeada a vuestras casas, torres, jardines, lunas y salones ...

Sra de Zafón dijo...

Khata, ser una chica mala, tal y como yo lo entiendo, es ser como una quiere ser, y hacer lo que una desea sin pensar en el tan horrible "qué dirán, qué pensarán..." Esto no significa no ser tremendamente responsable y comprometida con lo que sea, (niños, pareja, curro, etc) pero hace falta sentirse libre (sentir que vives la vida que quieres vivir y hacer las cosas porque una quiere) para poder ser feliz, y ser mujer y ser feliz, sin necesitar la aprobación de nadie...es ser muy muy mala :-)

Besos :-)

Katha dijo...

Chusa,

Yo siempre he pasado mucho del qué dirán. El problema es que soy demasiado responsable y a veces hay que pensar un poco en una misma y vivir "la vida loca" ;-)

Gracias por el consejo :-)

Un beso

Aquí me quedaré... dijo...

Me estoy temiendo que vamos a tener tu felicitación de navidad para largo.

Cada vez que la leo me pongo muy contenta pensando que la navidad está a la vuelta de la esquina y ando preocupada por que no he comprado el turrón todavía.

Lenka dijo...

Coincido con Chusa. Me encanta la expresión de "mujer mala" (y de hecho tengo una sección bloguera que va precisamente sobre eso) porque me suena arcaica a más no poder. Y ese sentido le doy. No el de "mala" como mala persona, qué va. El de "mala" de antes. Qué era antes una "mujer mala"? Cualquiera que se saliera del tiesto, del pequeñísimo corsé que te endosaban al nacer. Mujer mala era la que pensaba, la que leía, la que discutía, la que se cargaba el cánon. Un hombre sabio era admirable, una mujer sabia era una vanidosa que alardeaba. Durante siglos engañaron a las mujeres, convenciéndolas de que su naturaleza estaba tejida de cosas como humildad, sumisión, dulzura, obediencia, silencio, detalles, servicio, entrega. Salirse de eso era contranatura, provocaba depresiones e histerias. La mujer era un ser débil, tontorrón, influenciable, necesitaba corrección contínua y ser mantenida en el redil, por su propio bien.

Contra toda esa idiotez lucharon las mujeres malas. Para demoestrar que su naturaleza era lo que a cada una de ellas se le cantara de las narices, ni más ni menos. Que la frustración sí que les golpeaba cuando iban "contranatura", pero no del modo en que ellos sostenían, sino al revés. El intelecto, la osadía, el tomar las riendas podía estar perfectamente en nuestra naturaleza, así que el peligro era precisamente el maldito corsé. Fuera corsés.

Hoy tenemos otros muchos contra los que pelear, si queremos. Nos endilgan otras etiquetas, otros deberes, otras naturalezas, otras culpas. Por eso sigue habiendo mujeres malas. Las que se salen de esos caminos. Sigue habiendo trampas, aunque algunas son muy sutiles. En otras caemos sin darnos cuenta y a veces nosotras mismas las fabricamos. Hoy en día ser una mujer mala (como yo lo entiendo) es preguntarse simplemente: "qué quiero YO, qué me hace feliz?" Y tirar por ahí, sin complejos ni culpas. También ayuda una reflexión bastante simple: "los tíos se platean siquiera este asunto???" (Alguna vez habéis oído que se le pregunte a un hombre cómo hace para compaginar su vida laboral con la familiar?? A que no?? No, seguimos dando por sentado que pa eso ya estamos nosotras. Nadie echaría en cara a un señor que se volcara en su trabajo. Incluso la ambición es positiva cuando es cosa de hombres. A nosotras nunca faltará quien nos afee el ser ambiciosas o nos eche en cara cada segundo alejadas de los niños y el maridito, hasta llenarnos de culpa)

"Los tíos se plantean estas cosas??" Noooop. Pues entonces yo tampoco.
Perdón por el rollo, ya me ha dado la vena XD
Sé mala, Katha. Sé lo que algunos entienden todavía hoy por "mala". Porque no tiene nada que ver con la maldad. Nada.

Elvira dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la definición de mala que da Chusa. Y con los añadidos de Lenka. De acuerdo y a favorrr!!! Creo que como sois más jóvenes que yo, quizás tuvísteis un poquillo más fácil ser vosotras mismas (ya me voy acercando a los 56, y era la pequeña de mi casa, o sea que la mentalidad imperante era de más años). Nacer en los años 40, en los 50 o en los 60 en este país era muy diferente. En diez años cambiaban muchas cosas. Mis hermanos nacieron en los 40, yo en los 50, y vosotras en los 60??? También había familias más modernas y otras más antiguas. Yo viví en un ambiente muy tradicional.

Nunca pude ser ese tipo de mujer buena que nos instaban a ser, pero me había creído en parte que eso era lo correcto, así que durante muchos años me sentí culpable cada vez que hacía lo que yo quería, y también reprimí mi lado más libre por el mismo motivo. Resultado: era imposible que fuera ese tipo de buena porque iba en contra de mi naturaleza, pero no acababa de decidirme a ser yo misma. Un horror.

A mi favor: como en el fondo lo tenía claro, a mi hija la eduqué bien en ese sentido, y ella no tiene esa dualidad dentro. Y abrí camino, ¡vaya que sí! En muchos ámbitos de mi vida, sólo que de forma bastante dura para mí.

Ahora me siento muy bien siendo ese tipo de mala que decís, pero tantos años de lucha me jorobaron la salud. A ver si al ir aumentando los años de ser yo misma me mejora, caramba!!!

Besos a todas las mujeres "malas" que visitan esta casa

Sra de Zafón dijo...

Ay de verdad que esto de gustarme ir tanto por vuestros lares me tiene un poco tonta, jajajajaja.
Que resulta que me encanta teneros por aquí y yo sin enterarme.
Qué mala anfitiriona me siento, que me he tenido que enterar que estáis en mi pardo porque al entrar en el garden de Elvira, esta me avisó. Bueno ya estoy por aquí, así que voy una por una para no aturullarme.

Aquí me quedaré... dijo...

No pensé que por poner que soy mala, se iba a generar la agradable tertulia.

Soy mala y espero serlo muchos años en perfectas condiciones.

Eso sí, soy una mala muy responsable, jaja

Un abrazo irresponsable

Aquí me quedaré... dijo...

Vaya, no había visto vuestros comentarios.

Elvira tiene un garden y la autora del blog tiene un pardo ¿Oso?

Me estoy riendo mucho

Un abrazo con risas.

Pues sí, pues sí. ¿Conoceís alguna mala que no sea sexy? La malas lo somos todas. Malas y rebeldes, así nos va, jajajaj

Sra de Zafón dijo...

Katha
Lo que te dice Lenka lo suscribo tal cual, pero te cuento que si el hombre con el que comparto la vida, no tuviese la misma prioridad de cuidar a los cachorros que yo... lo mandaría a paseo.
Llegué a sentirme culpable por estudiar, por trabajar, por salir con amigos, etc, etc, pero en eso él no tuvo nada que ver, si no mi mala educación. Es más, gracias a él se mi quitaron casi todas las culpas de "señora".
Es verdad que no concibo la crianza de un ternerito sin tiempo para él, y que eso me ha llevado a dejar por un tiempo el trabajo fuera de casa, pero "por un tiempo" ya que para mí la "libertad de movimientos" (independencia económica) es la garantía de no estar con nadie, ni que nadie esté conmigo, por necesidad, responsabilidad, y asuntos de esos que poco tienen que ver con el amor.
Tengo la suerte de que hace tiempo que tienen jornada continua, y que a las 15.30 están en casa, pero cuando era más pequeño y tenía jornada partida, dejé de trabajar por la semana y me tiré a la calle :-) Durante ese tiempo preferí poner copas los fines de semana en un antro muy simpático y currar en un camping todo un verano, (mi chico y mi niño se vinieron conmigo de vacaciones tres años) Los puestos de trabajo para mí no son importantes, algunos me gustan más que otros, lo importante es conseguir la pasta suficiente para pasar el año. Unas veces lo conseguía de una manera y otras de otra.Te puedo decir que he sido panadera en época de pascua, y florista en difuntos :-), normalmente trabajos de esos de matarme un montón de horas seguidas los festivos y quedarme libre toda la semana.
Un vez que cumplió los cuatro años empecé a regularizar mi vida laboral, más que nada porque conseguí trabajos que me gustaban más y de jornada continua. Si tuviese que fichar todos los días mañana y tarde, sufriría muchísimo. Pero por mí, porque hace mucho que soy una chica mala que suele hacer lo que más le apetece, tener tiempo libre y que es conseguir el dinero suficiente, (poco) de la forma mas agradable que pueda.
Pero todo esto pude hacerlo porque mi compañero siempre está dispuesto a pedir horas, a cambiar turnos, a coger vacaciones, etc, en cuanto mi agenda se complica. Él es un tipo muy brillante que ha renunciado y renuncia a a muchas cosas, muy interesantes, por sus hijos, tanto como yo. Pero los dos lo hacemos porque es lo que queremos hacer, no porque sintamos culpas. Hace tiempo que además mi trabajo me gusta, así que creo que por esta parte puedo estar contenta, pero no veas todas las cosas que tuve que oír de madres, suegras, vecinas, algunas amigas, etc. En fin, que quitarnos la culpa es jodido pero vale la pena.

Sra de Zafón dijo...

Me falla muchísimo la red, (llevo un buen rato intentando publicar) así que voy escopeteada.

Aquí, esto es para tí: Eres muy divertida y no sabes hasta que punto me animas a escribir.
Sigo buscando el word en el que tengo la historia de Ángel, pero mientras subiré algo para quitar de ahí la navidad, antes de carnaval, jajajajajaa.
Besos

Sra de Zafón dijo...

Aquí, jajajajajajaajajaj, que nos cruzamos comentarios, ella tiene un garden y yo un prado, pero se me debió de colar alguna letra.
Tengo mis gafas de mujer senil estropiciadas y no veo nada.

No sé tú, pero yo soy muy, muy sexy, jajajajajaajajajaja

Sra de Zafón dijo...

Lenka, suscribo cada una de tus palabras, así me siento yo de mala,de ninguna otra manera, que para lo mala y pendona que soy no veo la de marrones que me como, pero porque quiero, eso sí.


Besos

Sra de Zafón dijo...

Elvira, ayer, o anteayer, ya no me acuerdo bien, estuve viendo un programa en la tv1 (creo) que se titulaba algo así como 50 años de infancia. Cosas que emitieron en la tele durante sus cincuenta años.
Se me erizaron todos los pelos viendo como vendían el papel de la mujer, terrible, espantoso. Yo tengo mis recuerdos, evidentemente, mi casa era una casa machista, mucho, pero ver eso institucionalizado me puso enferma, me dio miedo.
Yo nací a finales de los 60, y me tocó bastante, pero lo vuestro debió ser mucho peor.
una lucha contra esa mentalidad y esas culpas tan terribles acaba minando el mejor de los sistemas inmunológicos, así que ahora que ya la has pasado seguro, seguro, que volverás a estar bien.

Besos enormes.

Aquí me quedaré... dijo...

Eso,que Elvi se ponga bien, dado que sexy es un rato. ¿verdad?

No conozco a Elvi, pero me parece que somos mucho más sexy que las Chicas de la Cruz Roja. Una película de hace 110 años aproximadamente.

En casa todos éramos iguales. Me sentía afortunada respecto a mis amigas.

Besos

Sra de Zafón dijo...

Jo, pues eso vale mucho. Es para hacerles un monumento a tus padres.


Elvira, debe de ser muy sexy e interesante, pero sobre todo valiente.

Besos, Aquí, me voy a hacer la cena que uno de los terneros ya quemó una sartén, no sin antes venir a reclarmarme. Es que esto de ser mala...jajajajajaja

Elvira dijo...

Guapas, sois guapas y sexys, muakkksss!!!! Y gracias por los buenos deseos para mi salud.

Por lo que cuenta Aquí, sus padres les educaron estupendamente. Chapeau!!

Besos

PD: ¡Qué bien estamos de tertulia en tu prado!!!

Katha dijo...

Hola,

Yo conozco a varias compañeras que renunciaron a su cargo para estar más tiempo con sus hijos, mientras sus maridos ascendían. También es cierto que al menos sus maridos les reconocen el mérito, que habría algún otro que podría echarles en cara que él cobra más...

Pero, por otro lado, a las madres que deseamos estar más tiempo con nuestros hijos, también se nos echa en cara. Yo tengo reducción de jornada porque, ni siquiera con el coche y horario ampliado en el cole, me daría mi horario normal para traerlo y llevarlo. Así que reducí un poco mi jornada, un bastante mi sueldo y me quedo sin comer todos los días (salvo un sandwich en 5 minutos) para poder llevar y recoger a mi hijo del cole. Y eso con horario ampliado. Pues bien, tengo suerte porque hay compañías que te hacen la vida imposible. A mí no, en ese aspecto no tengo queja. Sin embargo, sí he notado que se me excluye, inexplicablemente, de ciertas cosas. Aunque, lo peor, son mis propias compañeras las que no entienden que no haya contratado a alguien para llevar a mi hijo al cole. Sencillamente quiero llevarlo yo. Si le llevo yo en coche tardamos 15 minutos y si lo tiene que llevar otra persona: en autobús tardaría 25-30 minutos más, mínimo, 15 minutos de espera en la parada. Es decir, casi el triple. Sin contar que tendría que dejar a mi peque, y la casa donde vivo, a alguien desconocido. Y no me motiva. Prefiero darle el desayuno yo y dejarle con un beso en el cole. Pues bien, también se me recrimina. Así que ya veis, hay que ser una "super-woman" y hacerlo absolutamente todo.

Besos

Katha dijo...

¡Ah! Por cierto, ayer fui mala, malísima y me fui de compras con unas amigas... Lo hacemos cada varios meses: una veces cada 4, otras cada 6 y otas cada 8. Comprar... compramos poco, pero no vesmos, charlamos, comemos algo juntas... Y me sientan divinamente unas pocas horitas para mí. Sin trabajo, sin casa... Luego vuelves con las pilas recargadas.

Acabo de leeros, que antes no os había leído. Yo nací a principios de los 70, así que supongo que la cosa algo había mejorado.
Sí es cierto que, creo, que mis padres se sienten algo decepcionados: esperaban algo más de su hija.
Yo odio los horarios Chusa, no van conmigo, pero no me queda otra... Yo sin mebargo necesito cierta "estabilidad". Me guste o no mi trabajo, de momento, que tal y como están las cosas no se sabe, me da estabilidad económica.

En cuanto a lo de ser sexy... yo soy anti-sexy. ¡!

Mejórate Elvira.

Besos a todas

Lenka dijo...

Servidora nació casi casi en los ochenta. En el 78, por concretar. Desde luego ni punto de comparación con los escollos y culpas que tuvieron que sortear las que abrieron brecha en años anteriores, pero sí, soy consciente de que aún queda trecho por andar. Los conceptos de lo que debe ser, lo normal, lo aceptable, lo bueno... uf, se nos agarran con un empeño asombroso. Lo heredamos, lo mamamos aun sin querer.

Sois fans de Mafalda? Yo sí, mucho. Recuerdo mi pasmo al leer algunas de sus viñetas en las que decía cosas tan tremendas a su madre como "quédate tranquila, mami, que yo no voy a ser una mediocre como vos". Tremendo. Brutal. Espantoso. Y cierto, maldita sea. Entendedme (sé que me entendéis todas!) Pareciera que desde que el mundo es mundo las mujeres han recorrido inexorablemente esa senda de liberación que implicaba lucha y... matar a la madre. Asesinar a sangre fría (y con enormes culpas) lo que su madre significaba. La vida que la madre vivió. Es una cosa horrenda, dolorosa, extraña. Es amar a la madre enormemente, respetarla, darle las gracias por TODO cuanto hizo y lo que no hizo por una. Y es, al mismo tiempo, tener la certeza de que en muchas cosas "no seré como ella". Lo habéis sentido alguna vez?? Seguro que sí.

Es un espanto eso de que el mundo, el cosmos, la vida, la historia, te pongan en el brete de matar a mamá. De amar ciertas de las cosas que representa y demoler otras. Es terrorífica esa frase (expresada con la crudeza y el relajo infantil) del "TRANQUILA, que no seré como tú". Porque resulta que casi toda madre lo aplaudiría!!! Hija, sé mejor que yo. Más libre que yo. Chilla más de lo que yo chillé.

Con esa viñeta entendí por dónde iban los tiros de esa relación mágica que siempre hemos tenido las mujeres. Ese amor odio. Ese rencor a la joven que se atreve (que es rencor de que yo no me atreví, no pude, no supe, no me dejaron) y a la vez esa admiración, ese quitarse el sombrero ante ella. Esa ambivalencia. Ese dejarse matar por la hija. Ese asumir que la hija te ama y te asesina simbólicamente por lo que no ama de ti o no comprende o no está dispuesta a emular. Es horrible y hermoso, pura mitología. Es el amor más enorme, el que todo lo entiende. Mátame y sé lo que yo no fui. Yo te aplaudo por ello. Por eso no puede haber nada más enorme que el amor de madre, supongo.

Así que mis más sinceras gracias a todas las madres, las ancestras, las que abrieron esa brecha, las que mataron primero y asumieron con dignidad, entrega y amor que terminarían siendo asesinadas a su vez (nos pasará a todas), a todas las que "murieron" para que vivieran sus hijas más y mejor. La mujer es un ave fénix que muere y renace en mujeres nuevas. Creo que esa es la esencia misma de que está hecho el hilo que nos une a todas de ese modo tan misterioso que todas entendemos sin poder explicarlo.

(Os juro que no he bebido!!!!)

En fin, sin más filosofadas. Un abrazo a todas. A todas nosotras.

Elvira dijo...

Chapeau! Me has emocionado, Lenka.
Un abrazo a todas

Katha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.