martes, 20 de julio de 2010

Sorpresa amarilla sobre el brécol


Menuda agricultora estoy hecha que no sabía que el brécol da flor...




Ya lo habíamos plantado antes, pero nunca había florecido sobre el huerto,  y los que compro jamás me habían mostrado la ganas de vivir  como éste. Así que mi cabeza, todavía tan urbanita (he pasado muchos más años cosechando la verdura de estanterías que del huerto) no podía ni soñar con este regalo.

Los he arrancado y arrojado a la olla, pero he de confesar que tuve la tentación de dejar que el huerto se salpicase de amarillo aunque no pudiese comérmelos.

¡Menuda vaca ignorante! Espero que me perdone San Isidro, que, además de patrón  de los ingenieros agrónomos, lo es de los labradores.

Besos amarillo brécol






8 comentarios:

Elvira dijo...

¡Me encanta tu huerta! Mi flor favorita es la del calabacín que nos mostraste, preciosa.

Besos (ese brécol debe estar riquísimo)

Sra de Zafón dijo...

Si que están ricos sí! Parece mentira, pero la diferencia de sabor con los comprados es tremenda.

Besos!

Ofelia dijo...

Ay vaquiña adorada*****

Se me ocurre que podríamos empezar el menú de boda con ensalada de lechuga, pétalos de rosa y pensamientos (de tu huerto), de segundo flores de calabaza rebozadas, y de postre helado de hierba con unos toques de menta.

¿Sugieres algo más que no se me haya ocurrido porque tengo el entendimiento minimizado debido a la angustia amorosa por no poder estar a tu lado, todavía?

Besos tipo llevarte al huerto**

Katha dijo...

Hola Chusa,
Y bien bonita que es... y qué bueno está el brécol... aunque ayer cocí demasiado el que compré y había perdido demasiado. No se puede cocinar estresada...

Besos

PD: Me he perdido la del calabacín que comenta Elvira, la buscaré entre tus entradas cuando tenga un hueco

marce dijo...

Muy buenas. Dale al brócoli, que a pesar de ser un poquito pesadito es un gran antitumoral en todo orden.
Los primeros ejemplares de esta planta so provenientes de una especie silvestre común con las coles y coliflores. Como siempre nada es lo que parece, todo está cruzado y traido de otros lugares.

Que tenga usted un buen día, cultivadora.

Sra de Zafón dijo...

Ya te lo dije en tu blog ayer noche, mientras ejercía de murciélaga:
¡Me encantan tus planes! Todos desbordan creatividad, belleza y humor. No puedo imaginar una pareja mejor que mi torito mediterráneo.

Besos de llévame al huerto, a las Cies :-) y a donde tú quieras.

Sra de Zafón dijo...

Hola Katha,
Yo soy una especialista en olvidar las comidas sobre algún fuego...
Pero desde que cultivo tngo más cuidado, me da más pena quemar las cosas, jajajaajaja.

La del calabacín está en una entrada dedicada a Lenka.

Besos, preciosa!

Sra de Zafón dijo...

Como siempre, Marce, tus palabras llegan cargadas de conocimiento, y, también como siempre, es un placer leerte.
Comeré brécol!

He traído un montón de fotos dunares, voy a ver si puedo subir alguna.

Besos